Sello mundi

De Maracaibo a Buenos Aires.

Deimer Eduardo de 30 años de edad, nativo de Caja Seca –Edo. Zulia– residía en la capital de dicho estado –Maracaibo– cuando se le presentó la oportunidad o la desdicha de dejar su tierra natal.

Es Contador Público especializado en el área de Tributos. De hecho ejercía su profesión ya que era Contador Senior en MG & Asociados. No obstante en el 2016 debido a la situación de Venezuela, decidió dejarla.

Era la primera vez que dejaba el país con destino a la tierra de fuego –Argentina– específicamente a su capital Buenos Aires. El viaje lo realizo vía aérea sin escala alguna, según lo que nos comenta Deimer ese país fue su opción predilecta ya que para él era fácil llegar, además de tener contactos allá y en gran medida debido “…al bajo costo de los trámites para estar legal”.

instasquare_201811211561459

Al llegar a Buenos Aires no tuvo que recurrir a un hostal, sus contactos le ofrecieron alojamiento y se quedó en su apartamento, pero a pesar de esa gran ventaja (con respecto a otros que han dejado su tierra) los cambios también le afectaron, esta vez el clima fue la culpable, ya que Deimer vivía en uno de las ciudades más calurosas de Venezuela y el frío de Buenos Aires lo perturbó constantemente.

Hay que agregar que Deimer se siente muy bien en su nueva ciudad y que cuenta con el gran apoyo de su novia, también comenta que desde que llego consiguió empleo (lamentablemente no especifico de que se trata) pero seguro es bueno ya que: “en realidad mi empleo actual fue el primero que conseguí desde que llegue y me ha ido muy bien” y que para encontrarlo lo busco en las páginas de empleo.

Actualmente, gracias a la estabilidad económica que ha obtenido, vive en un apartamento alquilado; y es que las ganas y la determinación por tener algo propio fue su motor, ya que logró conseguirlo “…reuniendo dinero para el alquiler”.

Pero todo logro bien merecido –a veces– no es tan fácil o llega de la noche a la mañana, es por ello que nos dice que en su tiempo libre lo usa para dormir, descansar y dibujar que es su pasatiempo favorito.

Además nos comenta que le encanta la limpieza de la ciudad y que el asado argentino es el mejor de todos, sin embargo extraña enormemente la comida de su tierra natal, principalmente la cachapa. Y como es común en estos casos también extraña a su familia ya que estar lejos de ellos ha sido lo más difícil que ha tenido que experimentar, aparte de extrañar “las playas y las mujeres escotadas jejeje…”.

Sobre algunas formas o modismos en Buenos Aires nos compartió una anécdota, nos dice que: “Me dijeron una vez, a eres morocho? y yo, morocho? O sea moreno, acá a la gente de color le dicen morocho”, también nos dice que los argentinos son personas muy agradables y que se siente excelente allá.

Sin embargo Deimer no ha pisado su país desde su partida, cuando le preguntamos si desea volver nos expresó que: “Regresar es una puerta que uno nunca debe cerrar” y de hecho en un futuro espera poder volver, pero quiere regresar a un país en libertad plena.

Deseos, anhelos, expectativas, y sobre todo esperanza es lo que tiene cada venezolano que deja su tierra en busca de nuevas oportunidades fuera de sus fronteras. A ti Deimer te deseamos lo mejor, compartimos contigo –y con todos los que han colaborado con Sellomundi– el sentimiento de una Venezuela libre y humana. Gracias por compartir tu historia con nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s