Venezolano inmigrante. 

La situación actual de Venezuela a hecho que venezolanos se sientan obligados a dejar su tierra natal, la mayoría de las veces con lágrimas en los ojos y con dolor de dejar atrás toda una vida, parte de nosotros, que eso nos formó y nos hizo lo que somos, por eso resulta difícil despegarse.

Pero, aunque ha sido la mayoría de las veces una obligación más, que una decisión libre, los venezolanos hemos tenido los ojos afuera, siempre nos ha gustado mezclarnos, somos internacionales sin darnos cuenta, nuestros lugares y comidas siempre se organizan de acuerdo a países.

La idea de ser venezolano y al mismo tiempo ser una persona más es muy atractiva para nosotros, ya que nos gusta ser embajadores de nuestro país y puedo decir que, gracias a esa situación hemos aprendido a valorar nuestra casa, aquellas comidas que comíamos a diario sin darnos cuenta que eran platillos que nacieron en tierras venezolanos, aquellas tradiciones que las practicamos por costumbre más que por saber su significado. Ahora sentimos orgullo de decir que ciertas personas nacieron aquí y que han creado algo que puede ser o es valorado en otros lugares. Es como si esa situación que vivimos que por supuesto es real y dolorosa, nos llevó a muchos de nosotros a buscar una fuerza interna y poder ver nuestra esencia.

Venezuela se formo y desarrollo durante años abriéndole las puertas a todos los inmigrantes desde el inicio de su independencia y con los años se convirtió en el hogar de muchos viajeros de diferentes nacionalidades. Ahora puedo decir que, esos inmigrantes -muchos son como en mi caso abuelos o padres que iniciaron una nueva vida en un país llamado Venezuela- tal vez desconocido o lejano, hicieron de esta tierra su casa.

Somos hijos de inmigrantes porque desde hace muchos años nuestro país abrió sus puertas a extranjeros, y estos hicieron de Venezuela su hogar, tanto así que es muy común escuchar frases como: mi papa, abuelo o bisabuelo eran de Italia, España, Palestina, Líbano, Cuba, etc. Tal vez, de ahí viene nuestro amor por otros países tan lejanos. Venezuela ha dado tanto y guió a tantos en tiempos difíciles que, ahora, generaciones después es como si le estuviera devolviendo un poco al mundo, dándole todo lo que formo.

Entonces puedo decir que el venezolano inmigrante es aquel que muchas veces sintió curiosidad por esa historia que era parte de él pero que no era totalmente conocida y, que en muchas ocasiones sintió que quería salir de su terruño para hacer y explorar el recorrido de nuestros ancestros. Pero nuestras historias apenas comienzan, en ellas se han formado lo que somos hoy, seguro, con el tiempo, se harán fuertes, con estas aventuras tal vez arriesgaron sus vidas, pero son historias muy poderosas que se forjaron con atrevimiento y valentía.

Un viaje para quedarse

Venezolanos por el mundo

Que documentos llevar si vas a emigrar

Sello mundi blog de viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s