Relatos de un viaje en bus a Perú. Parte II

Llegó el día 10 de octubre, desayunamos y nos preparamos para el viaje, llegamos al terminal de Cúcuta una hora antes de partir el bus, pagamos las tasas de salida y esperamos pacientemente. Finalmente a la 1pm llegó el expreso, abordamos y nos despedimos de nuestro amigo. El expreso contaba con WIFI y con enchufes para los teléfonos, era cómodo y confortable, ideal para las 36 horas de camino que nos esperaba. Nos sentíamos emocionadas, cruzaríamos Colombia de punta a punta. Gozamos de los bellos paisajes de la Cordillera de los Andes, brisa fría y encantadora. Hicimos una primera parada en Ibagué, el frío congelaba los sentidos, unos 15 minutos tomamos para descansar allí, volvimos al autobús y seguimos el largo camino. El paisaje nos hizo recordar nuestra Mérida preciosa, es páramo y nos sentíamos en casa. Estábamos alrededor de montañas inmensas cargadas de vegetación, largas extensiones de tierras cultivadas y llenas de fertilidad.

 Nuestros almuerzos en el bus eran pan o arepa con diablito y cheesee weezz acompañado de nestea que disolvíamos en un pequeño potecito de agua. La próxima parada sería al otro día el 11 de octubre, allí compramos un café caliente que lo acompañamos con unas galletas y ponquecitos. Seguía haciendo frío y era ya de noche.
Finalmente llegamos a Ipiales en la madrugada del 12 de octubre, recogimos nuestro equipaje e hicimos grupo con dos venezolanos más, tachirenses de pura cepa, que llevaban el mismo rumbo que nosotras, muy atentos y amables se ofrecieron a cargar con la maleta averiada, allí tomamos un taxi que nos cobró 20 mil pesos hasta migración. Allí sellamos la salida de Colombia.

img_4636

 Así pues, salimos de migración y entramos a una casa de cambio, logramos cambiar algunos pesos que nos habían quedado a dólares. Caminamos unos metros y llegamos al puente de entrada a Ecuador, lo cruzamos de madrugada, el frío era potente, pasamos sin ningún inconveniente y entramos a migración Ecuador para sellar la entrada. Salimos y agarramos un taxi hasta el terminal de Tulcán, nos salió en 4 dólares la carrera. Al llegar una señora muy amable nos ofreció un pasaje directo a Guayaquil y su
oferta nos llamó la atención, era económica y una ruta que la mayoría de los venezolanos toman. El pasaje nos salió en 16 dólares cada uno, logramos una rebaja porque el mismo tenía un costo mayor. El bus salió a las 5 de la mañana y apenas eran las 3 y 30 am, nos tocaba esperar.img_4633

 Dado que, viajamos con expresos “San Cristóbal”, nos esperaba un día más de carretera. Finalmente abordamos el bus a las 5am éste también gozaba de WIFI y conectores para el celular, nos mantuvimos comunicadas con familiares y amigos. El paisaje Ecuatoriano está cargado de montañas y su brisa es fría, seguíamos cruzando la cordillera. Llegamos al terminal de Guayaquil el mismo día en la noche, compramos pasaje en la línea “C.I.F.A.” nos salió en 12.50 dólares cada uno, el bus también llevaba el nombre de San Cristóbal, salía a las 11 de la noche y éste nos llevaría a Tumbes Perú. La línea de transporte nos dio una ficha para ingresar los datos de procedencia y demás información, dicha ficha debíamos entregarla al momento de ingresar a Perú que era nuestro destino.img_4682

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s