Sentimientos después de emigrar.

Cuando viajamos con intención de quedarnos en otro país no sólo nos llevamos la maleta cargada de ropa y cosas, vamos cargados de sueños y esperanzas, además salimos de nuestro país con ciertas emociones y sentimientos que representan aspectos muy importantes de nuestro viaje y conforman lo que que puedo llamar nuestro equipaje en emocional. La psicólogo venezolana en Islas Canarias Mari Elisa Gómez nos explica muy bien este tema en esta publicación. Citando el escrito:

Todos salimos en diferentes circunstancias, quienes hemos decidido dar pie a este proceso de migración, entiende que por más que se realice un trabajo interno, donde te vayas agradeciéndole a tu país todo lo que te ha dado, evidentemente las emociones adversas, se presentan, cuando ya te encuentras en el nuevo país, es necesario vivir el duelo que debas elaborar, con duelo no me refiero a que des paso a deprimirte si no a respetar tu proceso interno, hemos visto muchas publicaciones entorno a este tema de cómo debemos llegar, actuar y sentir,  pero yo me permito decir que este proceso mejor no se vive aceptando que estamos elaborando un duelo por qué estás dejando atrás tu país, si fue por qué quisiste dejarlo o porque te sentiste obligado, pasarás por la fase ilusoria que es la primera en donde te emociona e impresiona todo lo que observas, la calidad de vida que se ve en el exterior y el respeto por la misma, quedas maravillado y te sientes en un estado de felicidad, mezclado con culpa por que deseas que tus familiares vivan y sientan lo mismo que sientes en ese momento.

De igual manera luego de ello y tras sentir los sentimientos anteriores, sientes comparar tu cultura con la otra, hay quienes se adaptan de manera tal que hasta el hablar toma la tonalidad del país donde se encuentren, pero podemos observar como eso causa molestia en el otro entonces o pasas el proceso donde comparas o pasas el proceso en donde ves que el otro ha avanzado, esperando muy en el fondo solo sentir bienestar.

En consecuencia, te encuentras en un proceso en donde te aferras más aún a tus costumbres y tradiciones, a pesar de que no fueses muy apegado a ello, te encuentras fuera y le das sentido a eso que te representa, y es lógico, normal y evidentemente debes buscar lo que te identifica para presentarte y sentirte seguro porque a pesar de que ya hemos dejado la zona cómoda, que evidentemente lo hicimos pero aun no la hemos dejado mentalmente, entonces reconocerlo y ver cómo ello puede influir en nosotros nos deja ver si realmente es algo que nos permite avanzar y sentirnos seguros o al contrario vulnerables y no hablamos que dejes de identificarte con lo que es tuyo si no que ahora te permitas conocer lo del otro, vivirlo y disfrutarlo.

Al comenzar a realizar actividades que son completamente diferentes a lo que venías haciendo bien sea por ocupación o profesión, sientes que has dejado atrás tus gustos o preferencias, o peor aún que has colgado tu titulo, porque algunos de los Venezolanos en su gran mayoría son ciudadanos letrados y que han invertido gran parte de su vida estudiando todo esto es cultural, totalmente  te enseñan a estudiar y a saber que lo único que tienes para dar al mundo son tus herramientas POR MEDIO DE TUS ESTUDIOS, pero estamos errados cuando llegamos a otro país te das cuenta que hay un sin fin de habilidades que puedes desarrollar, tus capacidades se amplían por completo.

Desde la perspectiva más general, todo este proceso además de ayudarnos en una transformación completamente espiritual donde nos hacemos más humildes al prestarle un servicio al otro, nos extendemos a darnos cuenta que podemos ser buenos y eficaces en lo que nos propongamos hacer, no lo veamos doloroso “el hacer una actividad diferente a nuestros estudios”, observamos publicaciones en donde decimosese que barre la calle es médico, ese que vende arepas es abogado, esa que cuida niños es psicólogo, no sentimos orgullo de nuestro versatilidad de observar nuestro crecimiento y de darnos cuenta que “podemos hacer temporalmente otras actividades que también nos llenen”.

En otras palabras, quien se siente seguro de este proceso, vera maravillas por donde camine y encontrara un lente positivo a este proceso de desarraigo, para ello es imprescindible que busquemos lo que nos encanta del sitio donde estamos: es su acento, su manera peculiar decir las cosas, su comida, sus calles, su tradiciones, que te gusta? Qué te llama? Hazlo tuyo , esto te dará sentido de pertenencia con el lugar donde estás, te ayudará a adaptarte y te brindará momentos de goce por que debemos aprender a disfrutar fuera de nuestro país de la bendición de estar en otro aprendiendo y conociendo.

18740682_1159201767559304_7919664416061006426_n.jpg

sello mundi blog de viajes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s