sello mundi blog de viajes

Una caraqueña en Rumanía.

21439629_10155804090409388_1579424413_oRumania, un país grande en territorio que se hizo famoso por las historias de Drácula y Transilvania. Está ubicado entre Europa central y el sureste, los viajeros la han puesto de moda en los últimos años por ser uno de los destinos poco conocido, económico y hermoso de Europa. A este país fue donde una chica caraqueña viajó con intensión de quedarse a vivir; joven atrevida, aventurera, guerrera y desafiante son algunos de los adjetivos con los que puedo describir a Nathaly.

Nathaly Fuentes de 30 años, oriunda de la metrópoli venezolana –Caracas-, estudió cocina y se casó con su enamorado de Rumanía. Después de dos años de novios por internet el chico viajó a Venezuela a conocer a su enamorada y una semana antes de regresarse a su país le pidió matrimonio. Tiempo después de casados los dos estuvieron de acuerdo en mudarse al lugar de origen de su esposo, por toda la situación que vivía su país. Salió por primera vez de Venezuela junto a su pareja en marzo de 2017 dejando a su único hijo con su familia, intentó irse preparada y estudió el idioma por varios meses antes de viajar. Tomaron el avión en el aeropuerto Simón Bolívar, después de una escala en Madrid y visitar varios lugares llegaron a Baia Mare en Rumanía a casa de sus suegros.21469727_10155804095819388_1042544197_n

Desde que llegó le gusto la ciudad, a diferencia de Caracas el ritmo de vida es tranquilo, tal vez porque es un lugar pequeño. Al poco tiempo de establecerse comenzó a buscar trabajo, pero necesitaba de un permiso especial con el que no contaba así que buscó empleos por internet y consiguió uno como cocinera en un restaurante y desde entonces trabaja ahí.

Más adelante decidió mudarse porque la convivencia con sus suegros había sido difícil. Para esta chica de piel morena ha sido todo un desafío relacionarse con las personas del lugar, las diferencias culturales son bastante grandes, se ha sentido excluida por parte de los rumanos por su tono piel al parecer gitana. Le ha tocado lidiar con diferentes situaciones no muy gratas, a pesar de todo esto su familia desde la distancia ha sido un gran apoyo, por supuesto su esposo e hijo son el motor que la ha impulsado. En su día a día por ahora solo trabaja y va al gimnasio, quiere ahorrar todo el dinero posible para estar junto a su hijo. Me atrevo a decir que la última imagen que tiene antes de dormir son los ojos brillantes y la sonrisa de su bebé.21458608_10155804093644388_666229093_o

Pero no todo es malo para Nathaly, en este nuevo país fue donde tuvo su primer contacto con la nieve y jugó como niña por horas, la comida típica que más le gusta es Placinta cu branza, son unas empanadas de queso, el lugar que la enamoró fue Pestera Scarisoara en Transilvania, una cueva glaciar hermosa que deja boca abierta a todo el que la visita. Cada vez que puede sigue practicando el idioma, aunque tiene planes de regresar a Venezuela no cree que lo pueda hacer tan pronto. Seguro que Nathaly podrá reunirse con su familia y sentir el calorcito venezolano y sobretodo el de su hijo ¡quién que viaja fuera de su tierra no sueña con volver y ver el cielo que lo acompañó a crecer!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s